Spanish Catalan English
Menu
  • Visto 985 veces

El día que soñé

Un día me desperté y, por primera vez en mucho tiempo, podía recordar lo que había soñado. Al día siguiente tuve el mismo sueño. Y así pasaban los días y seguía soñando lo mismo. Y cada día amanecía con mil dudas y decisiones que tomar. No podía quitármelo de la cabeza. Tanto que al final lo dejé todo y me lancé a la aventura, sin pensarlo mucho.

Desde entonces me acostumbré a perseguir nuevos sueños y a cumplirlos. A viajar ligero de equipaje y recorrer nuevos caminos, cada vez más diferentes, inciertos, intensos y hasta difíciles. Tras cada sueño cumplido iba apareciendo otro. Llegué a soñar tanto que me daba vergüenza contar todo lo que quería hacer y, cuando lo hacía, mi entorno temblaba.

Ayer volví a soñar y, de nuevo, me lanzo a la aventura.

×

Log in